">

Control de Moscas en Producción Aviar

Control de Moscas en Producción Aviar

 La mosca doméstica (Musca domestica) es el insecto más cosmopolita de todos. Se la puede encontrar desde los trópicos hasta las regiones polares, y siempre en estrecha relación con el ser humano (y sus residuos). Debido a sus hábitos de alimentación y a su capacidad para actuar como vector de diversas enfermedades se ha vuelto un problema tanto para la salud humana como para la de nuestros animales.

Su control es extremadamente difícil dada su capacidad de nutrirse de casi cualquier tipo de materia orgánica, de desarrollarse eficaz y rápidamente en muchos substratos, y de hacerse resistente a los insecticidas en un breve periodo de tiempo.

En las explotaciones animales próximas a zonas urbanizadas, las molestias públicas son habitual causa de conflictos entre vecinos y productores y muchas veces provoca incluso demandas judiciales. Es también importante recalcar el hecho que para nuestros empleados no es cómodo trabajar en un ambiente repleto de moscas.

CARACTERISTICAS FISICAS

La musca domestica puede llegar a medir cerca de 5-8 mm de longitud. Su tórax es de color gris, con cuatro líneas longitudinales en la espalda y su cuerpo se encuentra cubierto de pelos. Los ojos compuestos son de color rojo. Las hembras son un poco más grandes que los machos y poseen un espacio mayor entre sus ojos.

ALIMENTACION

Como mencionamos, pueden alimentarse de casi cualquier tipo de materia orgánica. Son insectos omnívoros que se alimentan de azucares, grasas y proteínas por lo que cualquier tipo de alimento que se utiliza para nutrición animal le sirve para nutrirse. Incluso pueden alimentarse de los restos de materia orgánica presente en la materia fecal de nuestros animales o de restos de alimento que desechamos en la basura.

Para alimentarse utilizan un aparato bucal de tipo chupador, por esto es que no pueden alimentarse de sólidos. Toda sustancia sólida debe ser transformada en líquida a través de la regurgitación de una batería enzimática que pre-digieren los alimentos.

SALUD

Puesto que recorren constantemente instalaciones para encontrar alimento, es común que la musca domestica sea transmisora a través de sus patas de diversos patógenos. Si a esto sumamos el hecho de que regurgita previo a alimentarse entenderemos perfectamente porque decimos que intervienen en la transmisión de diversos patógenos como Salmonella, Ántrax, Mastitis, Conjuntivitis, Cólera, Botulismo, Enfermedad de Newcastle, Fiebre tifoidea, Tuberculosis, etc.

CICLO

Su reproducción es de tipo sexual, es decir que se necesita la copula entre machos y hembras para que estas últimas puedan dar descendencia. En su vida reproductiva una hembra coloca entre 500 y 800 huevos. Éstos son alargados, de 1,2mm aproximadamente y de coloración blanca.

De los huevos emerge la larva que se transformara en pupa. Esta última dará finalmente lugar a la mosca adulta la cual 24hs luego esta lista para poner una nueva tanda de huevos.

En resumen, el ciclo dura en total unos 12 o 13 días, es decir que en menos de 2 semanas una mosca nace, se aparea y da lugar a la nueva generación de moscas.

Es importante aclarar que el ciclo varía de acuerdo a las condiciones ambientales ya que el calor y la humedad aceleran el ciclo mientras que el frío tiende a alargarlo.

Las larvas deben moverse para protegerse de la luz y para poder alimentarse, por lo que requieren un medio húmedo para poder movilizarse. Incluso ellas mismas liberan enzimas que licúan el medio y lo vuelven más líquido. Todos los productores saben que cuando hay mucha mosca el guano tiende a volverse más líquido.

CONTROL

Dejamos este tema para el final no en forma aleatoria sino porque para tratar de controlar a este insecto es fundamental primero conocerlo.

Hemos visto sus características físicas relevantes, hemos tomado conciencia del peligro sanitario que conllevan y nos hemos sorprendido con lo rápido de su ciclo vital y su gran capacidad reproductiva.

El primer paso a hacer para un adecuado control de moscas es el que generalmente no hacemos pero que es el más importante. La buena noticia es que es también el más barato. Consiste en hacer una buena limpieza y desinfección de la granja. Algunos puntos a tener en cuenta:

  • Limpieza de superficies
  • Basura en canastos cerrados para que las moscas no tengan acceso
  • Evitar el alimento caído en el suelo
  • No dejar picos perdiendo
  • Evitar lo más posible la presencia de huevos rotos
  • Retiro diario de aves muertas
  • Mantener seco el guano (complejo soja, enzimas, aluminosilicatos, cal, carbón, etc.)
  • No dejar cacharros, insumos avícolas, etc. en los alrededores de la granja
  • Mantener el pasto corto para que el sol penetre hasta el suelo

Recién ahora con estas medidas en práctica tiene sentido una acción directa sobre el insecto. Es importante tener en cuenta que para realizar controles eficientes debemos considerar que los estadios inmaduros representan el 95 % de la población, es entonces fundamental realizar un adecuado control de larvas. Pero ¿qué control de larvas puede resistir si cada larva que sobreviva dará lugar a 1 adulto que a su vez engendrara hasta 800 nuevos individuos? Está claro entonces que el tratamiento debe entonces incluir una porción ADULTICIDA y una porción LARVICIDA.

 

Existen 2 tipos básicos de control: el químico y el no químico

 

Control NO químico

El control biológico de las moscas domésticas en granjas avícolas, porcinas y tambos utilizando sus enemigos naturales suele funcionar muy bien siempre que se mantengan las condiciones adecuadas para el desarrollo de estos enemigos naturales como reducir el uso de larvicidas o insecticidas sobre el guano y mantenerlo seco ya que estos insectos benéficos no pueden movilizarse en medios muy húmedos.

Entre los más eficaces enemigos naturales de las moscas se destacan los:

  • Himenópteros (p.ej. Spalangia spp.) predadores de las larvas
  • Escarabajos (p.ej. Carcinops spp.) se alimentan de huevos y larvas
  • Ácaros (p.ej. Machrocheles spp.) que también se nutren de huevos y larvas

El INTA ha trabajado mucho en control biológico en los últimos años y tienen ya una basta experiencia en su utilización en explotaciones animales intensivas.  

Dentro de los controles NO químicos también encontramos trampas atrapamoscas, rejillas electrocutantes, cintas adhesivas, etc.

Control químico

En este punto es interesante aclarar que una pequeña mutación en un individuo de los miles y miles que nacen a diario en una granja o tambo puede otorgarle la capacidad de resistir a alguna droga de las que habitualmente utilizamos para su control y la descendencia de esa mosca será también resistente a ese producto. Por eso es importante tratar de evitar esta situación utilizando los productos en las dosis correctas que recomienda su fabricante y rotándolos en el tiempo.

El tratamiento por fumigación de las superficies donde se posan las moscas (paredes, muros, postes, columnas, montantes, vallas, etc.) con mosquicidas da buenos resultados. La mayoría de estos productos contienen insecticidas como organofosforados, carbamatos, piretroidesneonicotinoides, etc. que matan las moscas adultas por contacto directo. Es importante utilizarlos en sitios sin corrientes de aire. Preferentemente se los debe aplicar temprano por la mañana o al atardecer cuando las moscas no están volando.

Algunos adulticidas tienen efecto por vía oral al ser ingeridos. Por eso vienen mezclados con azúcares que atraen a las moscas y las tientan a comer. Así también ingieren la droga.

El tratamiento del estiércol y otros substratos para eliminar o reducir el desarrollo de las larvas se combina a menudo con los métodos de control de moscas adultas. Para ello se emplean productos que se aplican directamente sobre el guano en forma de sprays. Junto a larvicidas clásicos (sobre todo organofosforados), se emplean también con éxito varios inhibidores del desarrollo (por ejemplo benzoilureas, ciromazina, etc.).

No es adecuado utilizar los mosquicidas directamente sobre los animales ya que las moscas raramente están sobre ellos sino más bien en los alrededores ingiriendo materia orgánica. Además estos productos por un lado pueden ser tóxicos para los animales y también pueden dejar residuos en el producto final que llegara al consumidor (carne, huevos, leche)
Como conclusión, es importante destacar entonces que el control debe incluir las distintas etapas del ciclo de la mosca y estar acompañado de una estricta limpieza de galpones y alrededores.

Tenemos que concientizarnos que se necesita un trabajo conjunto de propietario y empleados, un manejo responsable de productos químicos y  recordar siempre que nuestro producto final termina en la mesa de los consumidores.

Descargas

VOLVER AL LISTADO

Compartir